Artículo escrito por Esperanza Gómez, Dietista Integrativa de La Alegría de la Huerta

Cuando hablamos de probiótico, nos referimos a microorganismos vivos, que ingerimos bien sea como medicamento o como alimento. En el caso de los alimentos los llamamos “fermentados”. A través de ellos, ingerimos en nuestra alimentación diaria microorganismos beneficiosos para nuestra salud, además de las sustancias procedentes de su fermentación como el ácido láctico, igualmente interesantes para la salud intestinal.

Cuáles son estos alimentos fermentados:

  • Lácteos fermentados: Yogures naturales sin edulcorar, kéfir de leche y quesos crudos.
  • Vegetales fermentados
    • Chukrut: Col fermentada
    • Pickles o Encurtidos: aceitunas, verduras fermentadas.
    • Kimchi: Similar al chukrut, procedente de korea
  • Kéfir de agua, kombucha.
  • Vinagre de manzana.
  • Pasta de umeboshi o vinagre de umeboshi. Fermentado japonés, que sirve como condimento salado
  • Fermentados procedentes de la soja: Miso, Tamari o salsa de soja, tempeh y natto.

Tener en cuenta que todos estos productos tienen microorganismos vivos, que no superan una temperatura mayor a 45º, por lo que conviene añadirlos directamente en el plato y comprarlos de «buena calidad» y “sin pasteurizar

Reserva tu cita en el teléfono 652750076.

Esperanza Gómez, Dietista Integrativa especializada en nutrición prebiótica.

Nutrición terapeútica

Psiconutrición

0